Historia:

Hablar de Detogni es hablar de Cirilo Córdova, socio fundador de Comercial Córdova y Cía Ltda.

Hoy después de 64 años de trayectoria, llega cada día a sus oficinas de Puente en el centro de Santiago a revisar lo que ha ocurrido el día anterior, un negocio que conoce en profundidad.

Nació en España, en Fuentestrún, Soria, y como a él no le gustaba el trabajo de la tierra, a los 26 años su padre lo acompañó al Puerto de Bilbao en España, desde donde partió en el barco de nombre “Monte Udala” rumbo a Chile.

Viajó durante 23 días hasta llegar a Buenos Aires, lugar donde comenzaría la segunda parte de su travesía: cruzar la Cordillera en tren hasta la comuna de Los Andes para luego viajar a Santiago y comenzar rápidamente a trabajar en un oficio que él no conocía en la zapatería de su hermano Gil.

Aprendió rápido. En esa primera tienda durante varias noches recorrió la bodega y sus estanterías para conocer los productos a la perfección, se ocupaba personalmente de la limpieza y el orden y pronto se convirtió en el mejor de los 8 vendedores que había en esos años.

Su tenacidad y austeridad le permitieron comprar los derechos de llave de su primera tienda 9 años después de llegar a nuestro país. “No gastábamos en nada, sólo ahorrábamos” comenta Cirilo.

Carmen, con quien se casó por poder en Chile estando en España, lo apoyó para continuar haciendo carrera, y el mismo asegura: “era una excelente vendedora”

Trabajando juntos, más de alguna vez hubo que cerrar la tienda por la cantidad de clientes que llegaban. Ella dejó de trabajar con la llegada de su primer hijo.

De personalidad enérgica y clara, pero con un bajo perfil, a Cirilo no le gusta el protagonismo, “ojalá estar en un lugar público y que nadie me reconozca” dice.

Reconocido y querido por sus empleados, muchos de ellos con más de 40 años trabajando a su lado. Respetado y estimado también por sus proveedores, con quienes tiene una estrecha relación más allá de lo laboral.

Uno de los pioneros en la Industria del Calzado, y muy visionario, lo que le ha permitido ser hoy un actor competitivo en el mercado.

En la actualidad Comercial Córdova y Cía Ltda cuenta con un total de 22 tiendas en los principales Malls de Santiago, Talca, Talcahuano, Chillán y Concepción.

Hoy en día son parte de la Empresa sus hijos Maricarmen y José Antonio, quienes eligieron voluntariamente unirse al proyecto que emprendió su padre. Ellos, tal como Cirilo dice, son un orgullo porque están en un trabajo que lo ha inspirado durante su trayectoria.

Hoy Cirilo participa activamente dentro de la Empresa y no tiene intenciones de irse. Su gran alegría es haber llegado a consolidar su posición en el mercado junto a su familia, lo que más adora y que ha formado en nuestro país, del que él mismo dice: “tengo mucho que agradecerle a Chile… me lo ha dado todo”.

Su deseo es que la Empresa dure 100 años más y que los nietos y bisnietos continúen su legado en orden, austeridad y con nuevos conocimientos.

“De ser así, sin duda eso puede llegar a ocurrir” remata Cirilo.

Misión

Somos una Empresa con 64 años de experiencia en la industria del Calzado de Mujer con amplia cobertura en Santiago y la zona sur del país.

Contamos con un grupo de profesionales expertos en producto, diseño y logística, que hoy tienen el desafío de aportar valor a una marca consolidada en el mercado.

Trabajamos con fabricantes nacionales y proveedores de diferentes partes del mundo, desarrollando productos en España, Brasil, Italia, Chile y Oriente para presentar una propuesta atractiva y variada en cada temporada.

Visión

Continuar como participante activo en la industria del Calzado de Mujer.

Estar en permanente búsqueda y desarrollo de un producto que sea diferenciador, tenga identidad y pueda satisfacer a la mujer audaz y proactiva que busca comodidad y vanguardia para los diferentes escenarios en los cuáles participa activamente, sin perder naturalidad, sobriedad y elegancia.


Subir